jueves, 16 de junio de 2011

ADELANTO A LA GUÍA DE INICIACIÓN A 40K

En la entrada anterior vimos otro factor del aspecto táctico del juego: La colocación de los objetivos. En él hicimos un análisis simplista dividiendo los ejércitos en élite-horda. Esto se ha hecho a propósito, pues la táctica en WH40K depende de múltiples factores que interactuan entre sí y se modifican unos a otros. De momento vamos dando pautas simplistas, luego iremos complicando el tema. Os pongo como adelanto el plan de trabajo de esta iniciación, para que os hagais una idea , aunque cada capítulo se tratará extensamente.

Las claves tácticas del juego, desde mi punto de vista, son dos:

1º.- Saber como utilizar cada unidad y enfrentar a cada unidad enemiga: Esto es lo que se llama cultura warhamera y solo se adquiere a base de partidas, dada la variedad de unidades y configuraciones del juego es prácticamente imposible abarcarlas todas. No creo que pueda ser objeto de estudio en una guía táctica por su extensión.

2º.- Mantener cohesionado tu ejército y descoordinar al ejército rival: Todo tu ejército debe actuar como un todo, todo él debe poder disparar, atacar y defender; y la clave está en que el ejército enemigo no consiga lo mismo, dejando unidades aisladas y con poca eficacia. Esto sin duda nos da ventaja.

En pro de este segundo punto, además de los factores ya estudiados (estructura del ejército y colocación de objetivos) debemos tener encuenta al menos tres factores más:

1º.- Control del tiempo: Se trata del número de turnos necesarios para alcanzar y atacar los objetivos rivales. Esto determinará que cuanto más movil es tu ejército menos tiempo necesitas. Por tanto te puedes permitir separar los objetivos para romper el ejército rival, lo cual es muy recomendable si es mucho menos móvil que tú. Pero no hasta el punto de decoordinar tu ejército. Es decir: Llevo un ejército de élite pero totalmente mecanizado. Me enfrento a otro de élite a pie. Me interesa separar un poco el objetivo, atrayendo su ataque para concentrar el fuego de todo mi ejército y una vez parado el asalto, asaltar los objetivos rivales a partir del 4º turno (5º si llevamos Eldar con motores estelares) aprovechando la movilidad de mis blindados. Pero no puedo separar tanto los objetivos como para que ante una eventual perdida de los transportes me llegue a quedar sin posiblidad de asalto por distancia, pues eso me condena al empate.

2º.- Control de la distancia: Cada ejército, e incluso cada configuración en la lista, tiene una distancia optima de eficacia. Por ejemplo: En los marines espaciales 60 cm (el alcance del bolter), en los Tau 75 cm, en la Guardia mucho más si nos basamos en los tanques y sus plantillas. Pues bien, esa distancia de eficacia optima afecta a la colocación de objetivos y al uso optimo del ejército. Si tenemos más alcance debemos colocar al objetivo más lejos del rival, porque sufrirá más fuego a la hora de atacarnos. Pero a la vez el objetivo debe estar los suficientemente cerca para que nosotros lo alcancemos cuando sea necesario, lo que incide en nuestra movilidad estudida en el punto anterior. Como se ve cada factor afecta a todos los demás modificando las conclusiones. Evidentemente si disparamos a larga distancia y nos enfrentamos a un ejército cuya efectividad máxima (en combate y disparo) es a corta distancia, debemos de tratar de conseguir que estemos los máximos turnos a nuestra distancia de combate óptima, estando fuera de la misma el rival. Es como los boxeadores altos y los bajos: El alto tratará de mantener la distancia, el bajo tratará de acortarla lo antes posible. Si para conseguirlo el bajo se fragmenta y nostros con nuestra movilidad, distancia y colocación de objetivos, no lo hacemos... Pues llevamos mucha ventaja.

3º.- Cohesión propia y descoordinación rival: Este factor afecta esencialmente a la estructura del ejército, pero también a todos los demás factores. Tenemos que conseguir que todo nuestro ejército actúe como un todo, y que el rival tenga unidades que apenas entren en juego, esa es la clave. Por ejemplo si llevamos un ejército Orko, típico de horda, debemos configurar un núcleo de unidades a pie que dispara y combata a corto alcance y despliegue junto, por ejemplo en un flanco o en el centro, apoyado desde otra zona de la mesa por otro núcleo de tropas todo el trasportado en camiones, y apoyados por otro grupo de tropas en otra zona de la mesa que dispare a larga distancia. Si lo configuramos bien todas las unidades del ejército se apoyarán recíprocamente y actuaran como un conjunto aunque ocupen toda la mesa. Y con el movimiento y la amenaza podemos incluso proteger núcleos de tropas de disparo a largo alcance con tropas lentas situadas en otra zona de la mesa, si toman las posiciones adecuadas. He puesto el ejemplo de la horda que es lo más dificil de coordinar por la extensión de su despliegue (por la gran cantidad de unidades que componen el ejército), en los éjercitos de élite la coordinación es más sencilla.

Todos los factores interactúan a la vez, y todos influyen y modifican los anteriores. Los tres puntos vistos trataré de explicarlos extensamente en los tres siguientes capitulos de esta iniciación. Habrá un sexto capítulo dedicado a tácticas básicas. Pero debemos ir paso a paso para no liar a los que empiezan. Los principios tácticos del 40K son muy complejos y hay que ir asimilandolos poco a poco. Es una ecuación donde cada factor altera a los demás. Esa es la belleza del juego.

Que los dados os sean propicios.
Daradriell.

3 comentarios:

MakurA dijo...

Me gusta mucho el enfoque que le das al post a la manera de pensar "táctica" en general.

Me parece una tarea difícil, la verdad, porque hablar de conceptos tan abstractos y llevar a buen puerto la tarea de hacerlos entender es un desafío no precisamente pequeño.

Mañana me lo leo más despacio y trato de comentar algo con sentido, ok? Ahora como te he dich oantesm toca cenar y esas cosas ^^

Un saludo :)

Adeptus Mikekanikus dijo...

saludos Heraldo
Me parece coherente lo que mencionas, lei los dos articulos y me parecen interesantes, ahora pondremos la teoria a la practica contra mi rival necrón...
Hasta ahora me ido bien , pero arriesgare un poco mas colocando el objetivo mas cerca... ya que mi rival siempre lleva un ejercito poco flexible... veremos que pasa
saludos

merithon dijo...

Buenas, escribo para agradecerte mucho tus articulos para empezar con W40k, ya que me estoy planteando empezar en el mundo futurista de warhammer y tenia pensado probar todos los ejercitos con sus tacticas para ver con cual disfruto mas. Gracias a ti ya puedo empezar a dividir las unidades de cada raza por sus posibles funciones en combate. Esperare tu proximo articulo ;-).

Saludos